10 mitos falsos para adelgazar

10 mitos falsos para adelgazar

mitos-falsos-adelgazarNo vale cualquier cosa para perder peso. Existen muchos falsos mitos y dietas que, además de hacernos perder tiempo y en ocasiones dinero, pueden incluso resultar peligrosos para nuestra salud.

Si sigues leyendo, verás como derribamos 10 mitos falsos para adelgazar usando la lógica y el sentido común.

  1. Para adelgazar debemos saltarnos la cena (o cualquier otra comida). FALSO. Saltarse cualquier comida al día es un gran error que muchas veces cometemos pensando que nos hará perder peso. En lugar de saltarnos la cena –que es la comida que se sacrifica habitualmente– debemos decantarnos por cenar poca cantidad, siempre con alto contenido en fibra y proteínas, pero en ningún caso debemos acostarnos con el estómago vacío. nuestro cuerpo ralentizará el metabolismo y quemará menos calorías si está tanto tiempo sin recibir nutrientes. Mucho menos podemos saltarnos el desayuno, comida básica para tener energía durante el resto del día. (Aquí te contamos cómo preparar el desayuno perfecto)
  2. La dieta vegetariana siempre adelgaza. FALSO. Esta es una creencia bastante extendida pero con muy poco fundamento. Ser vegetariano es una forma de vida que nada tiene que ver con adelgazar. De hecho existen numerosos alimentos sin proteínas animales, como por ejemplo un plato de patatas fritas, que engordan muchísimo más que un filete de carne magra a la plancha.
  3. Debemos eliminar los carbohidratos de nuestra dieta. FALSO. Podemos reducir su ingesta, pero nunca eliminarlos. En una dieta completa los carbohidratos son básicos porque se transforman en energía gracias al almidón y los azúcares presentes en ellos, previenen la acumulación excesiva de grasas y la fibra alimenticia que contienen ayuda a que el intestino tenga un correcto funcionamiento. Puedes optar por las versiones integrales de la pasta, el pan o el arroz –menos refinados y más sanos– y consumirlos con moderación a partir de las 3 de la tarde para que te dé tiempo a transformarlos en energía.
  4. Lo integral no engorda. FALSO. Los cereales integrales son más sabrosos y contienen más fibra, pero contienen las mismas calorías e incluso en algunos casos más que un alimento refinado. Eso sí, ¡son más saludables y sacian más!
  5. Las monodietas son una buena opción para adelgazar.FALSO. Se trata de ese tipo de dietas que consisten en comer un solo tipo de alimentos durante un periodo de tiempo. Puede llevarnos a perder peso temporalmente, pero nuestro organismo no recibe los nutrientes necesarios por lo que se debilita. Además el efecto rebote es una constante en estas dietas.
  6. Tomar fruta después de comer engorda.FALSO. Aportan la misma cantidad de hidratos y azúcares antes y después de la comida. La única ventaja de consumirlas antes es su efecto saciante. Algo parecido pasa con beber agua antes, durante o después de comer. Hay quien asegura que hacerlo durante la comida engorda. Lo cierto es que el agua no contiene calorías por lo que la bebas cuando la bebas, te aportará las mismas: ¡ninguna!
  7. Las grasas vegetales son más sanas. FALSO. Hay alimentos que en su etiqueta señalan que está realizado con grasas de origen vegetal. La etiqueta es verde y suele llevarnos a pensar que son más sanas. Debemos leer bien las etiquetas de este tipo de alimentos pues la mayoría contienen grasas saturadas procedentes del aceite de palma o coco que son perjudiciales para nuestra salud. ¡Que no nos engañen!
  8. Evita siempre la comida rápida. FALSO. Si con comida rápida nos referimos a las hamburguesas o pizzas de las conocidas cadenas alimenticias que inundan las calles, este mito es verdadero. Pero una hamburguesa hecha en casa con buena carne a la plancha y verduras o una pizza con la masa cocinada por nosotros mismos a base de harina integral y tomate natural son tan sanas como cualquier otro plato, así que ¡atrévete con ellas! Te dejamos algunas recetas para elaborar tus propias pizzas riquísimas y sanísimas. ¿Quién dijo que comer sano debía ser aburrido?
  9. Debo eliminar radicalmente las grasas de mi dieta.FALSO. Las grasas son necesarias, al igual que las proteínas o los carbohidratos. Eso sí, no vale cualquier grasa. Existen grasas insaturadas, saludables y ricas en Omegas como las que encontramos en frutos secos, aceite de oliva, aguacates o pescados que son muy beneficiosas para nuestro organismo. Debemos evitar las grasas saturadas y trans.
  10. Lo light adelgaza siempre. FALSO. Hay que leer siempre las etiquetas de los alimentos categorizados como light. Los fabricantes sustituyen azúcar o grasas por otros componentes y en muchas ocasiones el número de calorías apenas se ve afectado, por ejemplo en los chocolates o dulces sin azúcar, donde las grasas siguen presentes, o en muchos productos lácteos, donde se elimina la grasa y se añade azúcar. Por eso, siempre debemos leer las etiquetas antes de comprar.

En fin, debemos recordar que no existen los milagros y que lo importante para perder peso es hacerlo con salud y evitar el efecto rebote. Esto solo se consigue mediante una dieta equilibrada, un poco de ejercicio y unos hábitos de vida saludables.



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!