3 formas de conseguir un bacon crujiente

3 formas de conseguir un bacon crujiente

bacon-crujienteAquí tienes 3 formas de conseguir un bacon crujiente para servir con huevos, o en platos como ensaladas o sándwiches. Todas las elaboraciónes que te proponemos son válidas tanto para bacon en lonchas como en taquitos.

El bacon ya preparado se puede conservar en un hermético en la nevera durante varios días, listo para consumir en frío en ensaladas o decorando platos, o para recalentar ligeramente en platos donde es preferible que esté caliente.

En microondas. Es el método que recomendamos por su rapidez y sencillez, y además el papel de cocina que utilizamos absorbe parte de la grasa del bacon.

  1. Colocamos el bacon entre hojas de papel de cocina usando por lo menos 2 hojas por abajo y 2 por arriba. Prensamos con las manos y programamos 2 minutos a 800 W.
  2. Si no te convence el resultado cambia el papel y cocina 1 minuto más.

En el horno.

Hay que poner el bacon a ser posible sobre una rejilla, y en su defecto directamente sobre papel de horno. y tapar con papel de aluminio. Ponemos el horno con calor arriba y abajo a 200º C. En 15-20 estará dorado y crujiente.

En sartén

Te recomendamos que no añadas más grasa que la del propio bacon. Usa una sartén antiadherente y pon el bacon cuando la sartén esté fría. Ponemos a fuego medio. Tapamos la sartén para evitar que la grasa salte. Cuando la grasa del bacon comience a ponerse transparente le damos la vuelta y esperamos hasta que el bacon reduzca su tamaño y se ponga crujiente y dorado.

Lo dejamos escurrir un momento sobre papel de cocina para que absorba la grasa sobrante.

 

 



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!