9 bebidas adelgazantes y depurativas

9 bebidas adelgazantes y depurativas

bebidas adelgazantes

Si sabemos prepararlas, existen bebidas casi milagrosas que nos permitirán perder algún kilo de más, deshincharnos, eliminar líquidos e hidratarnos de forma natural.
Aquí tenéis una selección con 9 bebidas adelgazantes y depurativas que puedes integrar en tu dieta si queréis eliminar lo que te sobra.

1. El agua.

El agua es el principal elemento para llevar una dieta equilibrada. Además de hidratarnos, nos ayuda a eliminar toxinas y evita problemas digestivos. No se trata de una bebida que adelgace en sí, pero no podemos –ni debemos– empezar ninguna dieta ni cambiar los hábitos alimenticios sin beber altas cantidades de agua. Hay estudios que confirman que beber la menos 2 litros de agua al día hace conusmir más calorías, acelera el metabolismo y, en general, parece que hay relación entre beber mucha agua y tener menor tendencia a la obesidad.

2. El agua de limón.

El agua de limón se prepara vertiendo el zumo de medio limón en un vaso de agua tibia –es muy importante que no esté ni fría ni demasiado caliente, pues se trata de ayudar al estómago a digerir– en ayunas por la mañana. Es una forma de limpiar y desintoxicar el hígado y es el perfecto complemento de una dieta equilibrada para perder peso.

3. El Té. Sobre todo el te verde y el té rojo.

Ambos contienen propiedades antioxidantes que, además, disminuyen el colesterol en sangre. Tomando de dos a tres infusiones diarias –acompañado de una dieta equilibrada y mucha agua– puedes perder peso, pues acelera el metabolismo y tiene propiedades diuréticas.

4. Infusión de jengibre.

El jengibre es una raíz medicinal con grna tradición curativa. Es ideal para desinflamar, para mejorar la digestión, reducir el colesterol y, cómo no, para quemar grasas.

Se prepara en infusión hirviendo la raíz, puede acompañarse con limón, té verde, menta, etc. Esta raíz tiene múltiples usos, ¡descúbrela!

5. Zumos de verdura.

Los zumos de verdura son una excelente opción para perder peso pues, aportan todos los beneficios de las verduras crudas y sacian más. Debes elegir verduras bajas en calorías para preparar los zumos, preferiblemente las de color verde oscuro –espinacas, col rizada, brócoli, etc– y las verduras diuréticas –apio, pepino o espárragos– que podemos mezclar con frutas como la manzana, el kiwi o el limón. Experimenta y encuentra tu zumo favorito, ¡te vas a sorprender!

6. Agua de pepino.

El pepino, además de una fuente de fibra, se trata de una verdura con poquísimas calorías y propiedades diuréticas. Es el complemento perfecto para adelgazar además de contar con múltiples propiedades para cuidar la piel e hidratarla. ¡Magia!
¿Cómo preparo el agua de pepino? Licua un pepino y añádelo a un litro de agua fría. Consérvalo en la nevera y toma un vaso diario en ayunas. ¡Verás qué diferencia!

7. Zumo de pomelo.

El pomelo es, además de una fuente de vitaminas y antioxidantes, una fruta que tiene propiedades quemagrasas ya que bloquean las enzimas involucradas en la absorción de grasas. ¡Tomando un pomelo al día podemos mejorar nuestra figura a la vez que mejoramos nuestra salud!

 

8. Zumo de papaya.

La papaya, además de ser una fruta que ayuda a metabolizar y acelera el funcionamiento del aparato digestivo, contiene papaína. La papaína es una enzima que evita que la grasa se acumule en nuestro cuerpo. Preparado con abundante agua, el zumo de papaya puede ser un fiel aliado en una dieta.

9. Agua de coco.

El agua de coco tiene la propiedad de acelerar el metabolismo de forma natural. Además aporta energía extra e hidrata más que cualquier otro zumo de frutas. ¡Y está riquísima!

Recordemos que es muy importante combinar estos trucos con una dieta equilibrada y un poco de deporte. Si sigues estas premisas te vas a sorprender de lo pronto que recuperarás tu figura de manera sana y natural, que es lo importante. ¡Ánimo!



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!