Ensalada de bacalao con romesco

 ensalada de bacalao romesco 1

ensalada de bacalao romesco FEsta ensalada de bacalao con romesco se puede preparar con bacalao fresco desalado o con una conserva de bacalao en aceite. El resultado es una ensalada muy festiva y especial, con el toque agridulce de la naranja y la intensidad de la salsa romesco como aderezo.

Como es natural la ensalada también resulta deliciosa si la aderezas con una vinagreta tradicional de aceite, vinagre y sal.


INGREDIENTES para 4 personas

  • 250 gr de migas de bacalao desalado o bacalao en aceite
  • 120 g de hojas de lechugas variadas a tu gusto
  • 1 naranja
  • Un buen puñado de aceitunas negras sin hueso
  • Un cuarto de cebolleta fresca

Para la salsa

  • 10 ñoras secas (para una salsa romesco ‘de urgencia’ puedes sustituir por una cucharada rasa de pimentón dulce, aunque la receta original obliga a usar ñoras)
  • 1 tomate bien grande, rojo y maduro (de unos 300 gr)
  • 1 diente de ajo (eliminamos el germen central)
  • 25 gr de almendras tostadas
  • 25 gr de avellanas tostadas
  • 1 rebanada de pan
  • 1 punta de guindilla (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal

ELABORACIÓN

Para la salsa romesco

  1. Hidratamos las ñoras en agua templada y raspamos bien la carne despegándola de la piel. La ponemos en el vaso de la batidora y añadimos las almendras y las avellanas.
  2. Pelamos el tomate, eliminamos las semillas y lo troceamos. Pelamos también el diente de ajo eliminando el germen central. Ahora tenemos dos opciones. usar el ajo y tomate así, en crudo, o meter al microondas el tomate troceado un par de minutos. Lo sacamos y ponemos el ajo picado junto con el tomate otro par de minutos. También se puedes asar un poquito al horno pero es más laborioso. Y por último se pueden saltear en un poquito de aceite. Usa la técnica que prefieras y pon en el vaso de la batidora el resultado.
  3. Agregamos un chorrito de vinagre (como 1 cucharada). Tostamos el pan por los dos lados en un poco de aceite (como 50 ml) en una sartén. Lo añadimos también al vaso junto con el aceite de la sartén. Ponemos la punta de guindilla (cuidado con pasarte) y trituramos todo hasta que alcance la textura que buscamos. Debe quedar una salsa bien ligada pero con cierta textura gruesa, en la que se aprecie el punto crujiente de los frutos secos.

Montaje de la ensalada

  1. En un bol o bandeja de servicio ponemos las hojas de lechugas. Por encima disponemos el bacalao, la cebolleta picada y las aceitunas. Por último colocamos unos gajos de naranja muy bien pelados (hay que eliminar la piel blanca).
  2. Al momento de servir /y no antes) aderezamos con la romesco o servimos la salsa en bol aparte para que cada comensal se la sirva a su gusto.

ensalada de bacalao con romesco D


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!