10 usos del microondas que no conocías

10 usos del microondas que no conocías

usos-microondasEstamos acostumbrados a usar el microondas para calentar la leche o descongelar alimentos que olvidamos sacar de la nevera la noche anterior pero, ¿sabemos sacarle todo el partido a un electrodoméstico con tantas posibilidades como es el miroondas? Os contamos 10 usos del microondas que no conocías y que te serán muy útiles en la cocina.

  • Ablandar las legumbres

A veces nos apetece un cocido o una fabada pero no podemos cocinarlo porque olvidamos dejar en remojo los garbanzos o las lentejas la noche anterior. ¡Se acabó el problema!
Colocamos en un bol apto para microondas 3 cantidades de agua por cada una de legumbres y calentamos  a máxima potencia durante 10 o 15 minutos. Dejamos reposar durante una hora en el mismo agua antes de remojarlas en agua fría y ya podemos cocinar nuestro guiso.

  • Desapelmazar el azucar

Se acabó pelearnos con los terrones de azúcar improvisados que se generan por culpa de la humedad. Colocamos el azúcar en un bol, lo cubrimos con  papel secante de cocina y calentamos durante unos 20 o 30 segundos. El papel de cocina absorberá la humedad y el azúcar estará como recién comprado. 

  • Deshidratar hierbas

Cuando se empiezan a estropear las hierbas aromáticas, podemos conservarlas en su versión seca, solo tenemos que colocarlas en un plato para microondas y taparlas con papel de cocina, un minuto al microondas y cuando enfríen estarán listas para aderezar cualquier plato o para conservar en un tarro.

  • Devolver la frescura al pan, picos o patatas fritas y snacks

¡Cuando el pan se pone correoso, como húmedo, aprovechemos el poder deshidratante  del microondas y el papel de cocina! Envolvemos el pan –también sirve para los snacks, los picos o las galletas– en papel de cocina y calentamos de 10 en 10 segundos para no pasarnos. ¡Como recién comprados!

  •  Subir la levadura

A los que nos gusta la  repostería sabemos que la levadura puede tardar más de una hora en subir a temperatura ambiente. ¿Por qué no acelerar este paso gracias al microondas?
Colocamos un cuarto de litro de agua en un recipiente. Dentro del mismo colocamos un bol con la masa cubierta con papel de film y calentamos todo a baja potencia unos 3 minutos. Dejamos reposar dentro otros 3 minutos. Volvemos a calentar el mismo tiempo y dejamos reposar esta vez unos 6 minutos. ¡Verás que la levadura habrá doblado su tamaño!

  • Improvisar aceites aromáticos

Nos encanta innovar en nuestros platos usando aceites aromatizados con ajo, orégano, hierbabuena o guindilla pero sabemos que son necesarias semanas para que el aceite se impregne del ingrediente en su recipiente. Si queremos salir del apuro aromatizando una pequeña cantidad para usarla en un plato específico, solo tenemos que meterla al microondas junto con el ingrediente con que queramos mezclarlo unos 30 o 40 segundos.

  • Desinfectar y limpiar los trapos sucios de cocina

Si no queremos poner una lavadora exclusivamente para los trapos y esponjas que se ensucian tanto en la cocina, una vez más tenemos la solución, ¡el microondas! Los sumergimos en un bol grande con agua y jabón y los dejamos calentar por 10 minutos a máxima potencia. ¡Limpios y desinfectados!

Las tablas de cortar de plástico que no sean muy grandes pueden desinfectarse también en el microondas durante un minuto, después de lavarlas y pasarles un limón por la superficie.

  • Tostar frutos secos

Ahorraremos bastante si compramos los frutos secos crudos a granel. Cuando nos apetezca comerlos asados solo tendremos que colocarlos en un plato para microondas e ir tostándolas a intervalos de un minuto, removiendo cada vez hasta que estén a nuestro gusto. ¡Y a disfrutar a mitad de precio!

  • Hacer espuma de café.

Los amantes del café con leche sabemos que, cuando lo tomamos en casa, echamos de menos la espuma de la leche del café del bar. ¡Se acabó el problema! Con el microondas podemos imitar la espuma del bar y no echarla de menos cuando desayunamos en casa.
Solo debemos rellenar un bote de cristal con leche hasta la mitad, taparlo y agitarlo con fuerza durante unos 30 segundos. Acto seguido destapamos y calentamos unos 30 segundos al microondas. ¡Y a disfrutar de un buen café con espuma en casa!

  • Ablandar la miel

A veces la miel se cristaliza tanto que no podemos usarla con normalidad. Si viene en tarro de cristal, quitémosle la tapa y calentemos unos 30 o 40 segundos hasta que vuelva a tomar su textura normal. ¡Y como nueva!

Ahora que ya sabemos estos geniales trucos, ¡a aprovechar el microondas al 100 por 100!

Descarga nuestra app gratuita



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!