Cómo arreglar un guiso quemado

Cómo arreglar un guiso quemado

como arreglar un guiso quemado

Aquí tienes unos sencillos consejos y trucos sobre cómo arreglar un guiso quemado y llevarlo a la mesa sin que nadie lo note.


Antes de que el guiso se queme

Hay un par de consejos que te ayudarán en el cocinado para impedir que el guiso se agarre:

  • Lo primero, obviamente, es estar pendiente de la cazuela y no faltar mucho de la cocina.
  • Controlar siempre bien la cantidad de líquido y remover a menudo cuando el guiso lo permita.
  • Tapar la cazuela si el guiso lo permite para evitar una gran evaporación de caldo.
  • Bajar a fuego medio-lento cuando empiece la ebullición.

Una vez que se ha quemado el guiso

Hay unos pequeños trucos para aprovechar al máximo nuestro guiso sin que tenga malos olores ni sabores.

  • Retirar inmediatamente del fuego y colocar sobre una superficie fría, un apartador o un paño de cocina.
  • Nunca remover el guiso. El olor y sabor a quemado están en el fondo y queremos que se queden allí. Así que una regla básica es no tocar con espumaderas ni espátulas nada del guiso para no remover ese olor.
  • Volcar con cuidado el contenido de la cazuela en otra cazuela limpia de igual tamaño. No intentes aprovechar los restos del fondo, limítate a volcar lo que caiga por su propio peso, pero sin llegar al fondo. Prueba el guiso para ver si sigue teniendo mal sabor y hay que retirar algo más de alimento (algunas partes que veamos quemadas o con mal color).
  • Para corregir el sabor del guiso quemado que tenemos en la nueva cazuela podemos añadir un poco de caldo o una patata troceada que absorbe muy buen los olores. Damos un nuevo hervor y retiramos la patata.

Después de arreglar el guiso

Todavía nos queda la limpieza y la eliminación de olores de la cocina. Aquí tienes algunos consejos.

  • Retira la comida quemada del fondo de la cazuela con una espátula de silicona que no dañe el recipiente. Quedarán algunos restos y costra quemada pero no importa, ya saldrán luego. De momento no queremos rallar ni raspar la cazuela para no estropearla.
  • Llena la cazuela de agua con jabón lavavajillas y si lo tienes por casa, un producto desengrasante. Al cabo de un rato despegarás la comida con facilidad.
  • Para eliminar el olor a quemado de la cocina no tienes más que hacer un poco de café con las ventanas cerradas. Ya verás como el aroma del café acaba con los malos olores.
Resumen
recipe image
Nombre
Cómo arreglar un guiso quemado
Publicado el


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!

Al interactuar en nuestra web aceptas nuestros términos y condiciones. Utilizamos cookies para mejorar la experiencia en esta web y mostrar publicidad personalizada. Consulta nuestros términos