Cómo conservar frutas y verduras

Cómo conservar frutas y verduras

conservar-verduras-frutasHoy os contamos algunos trucos que os enseñarán cómo conservar frutas y verduras en casa por más tiempo y reutilizar las que ya están maduras.


1  Coloca las frutas y verduras en un lugar seco.

Nada propicia más el crecimiento de los hongos que la humedad. Si se coloca un trozo de papel seco y absorbente debajo del alimento (papel de estraza o de periódico), el papel absorberá el exceso de humedad y hará que los productos se mantengan frescos más tiempo.


2  …aunque las hay que necesitan humedad.

Por ejemplo el brócoli y la coliflor se conservan mejor manteniendo la humedad. Se conservan  con el tallo metido en agua o con una toalla de papel húmeda envolviéndolos. Hay que cambiar regularmente el agua para mantener la máxima frescura.

Los espárragos se conservan también de esta forma. Estarán perfectamente en un vaso de agua, como si fueran un ramillete de flores, al igual que algunas hierbas como el perejil o la hierbabuena.


3  En la nevera, lo más abajo posible.

Es importante saber que, aunque hay alimentos que se conservan mejor en frío, no quiere decir que soporten temperaturas excesivamente bajas. Por eso, la mejor opción para almacenar nuestras frutas y verduras en los cajones inferiores. ¡Durarán mucho más!


4  Algunos productos no pueden estar juntos.

Quizá hayamos notado que, cuando colocamos algunos productos junto a otros, duran menos. Si no, hagamos la prueba, ¡seguramente nos sorprendamos!

Ciertos alimentos emanan un gas llamado etileno según van madurando, lo que hace que sean el peor compañero de almacenaje de otro determinados alimentos. No mezcles alimentos del grupo 1 con alimentos del grupo 2 y alargarás su tiempo de consumo.

  • Grupo 1: Albaricoques, melones, ciruelas, peras o tomates pertenecen al primer grupo.
  • Grupo 2:  las patatas, manzanas, berenjenas, zanahorias o el brócoli son los que peor lo llevan.

Dos productos que solemos mezclar al almacenar son las patatas y la cebolla. ¡Error! Se llevan fatal entre sí. La cebolla termina germinando y ya no se podrán comer. Sin embargo la patata se lleva muy bien con la manzana.


5  Las patatas, las cebollas y el ajo no soportan la luz del sol.

Aunque no soporten estar juntas, las cebollas y las patatas –así como los ajos– tienen algo en común muy importante: se conservan mejor en la oscuridad.  El lugar más recomendable es en un armario pero si, por espacio, no puede ser, podemos meterlo en una bolsa de papel realizando algunos agujeros para que respiren.


6  No les quites la piel hasta que las vayas a consumir.

Es mejor conservar las frutas y verduras en piezas enteras y con piel. De lo contrario perderán nutrientes y se oxidarán con mayor rapidez.


7 Utiliza papel film para envolver los extremos de los plátanos.

Los plátanos tienden a oscurecerse en poco tiempo. Si los dejamos fuera aceleramos ese proceso de madurez, pero si los dejamos dentro de la nevera pierden su sabor. ¿Cual es la mejor opción? Dejarlos fuera con los extremos envueltos en papel film. Durarán más y conservarán todas sus propiedades y sabor.


Si, aún teniendo controlados estos truquitos, ves que alguno de los productos de tu cocina están madurando demasiado, te damos otros dos consejitos para que no tengas que tirarla.

1  Cuando el tomate esté a punto de pasarse no lo tires, ¡congélalo!

  • Debes escaldarlo durante 10-15 minutos en agua hirviendo y quitarles la piel. Una vez terminado este proceso lo puedes congelar.
  • Estos tomates quedan blandos y no podrás consumirlos crudos, pero los podrás usar para salsas en arroces, pistos, pasta, pescado… Y lo mejor, ¡no perderá ninguna de sus propiedades!

2 ¡A cocinar! 

  • Cuando las verduras empiezan a madurar lo ideal es cocinarlas – aunque luego congelemos el plato elaborado- antes de que ya no se puedan comer. Puedes elaborar purés, sopas o cremas. RECETA DE CREMA DE VERDURAS
  • Cuando se trata de fruta puedes hacer batidos o macedonias o preparar compotas o mermeladas. MERMELADAS SIN AZÚCAR AÑADIDO 

Esperamos que con estos trucos hayas aprendido a alargar la vida útil de nuestras verduras y frutas y a aprovecharlas antes de que maduren demasiado. ¡La comida no se tira!



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!

Al interactuar en nuestra web aceptas nuestros términos y condiciones. Utilizamos cookies para mejorar la experiencia en esta web y mostrar publicidad personalizada. Consulta nuestros términos