Cómo se preparan las semillas de chía

Cómo se preparan las semillas de chía

¿Como se prepara la chia?

Las semillas de chía, auténticas bombas de vitaminas, minerales y ácido grasos, sirven para controlar nuestro peso y el apetito. Las puedes añadir a tu dieta fácilmente. Aprende aquí cómo se preparan las semillas de chía.

Añadir esta semilla a nuestros platos no sólo aumenta el valor nutricional de los mismos, también añadimos un sabor suave y agradable. Son muy versátiles y las podemos añadir a lo que queramos. Tienen la capacidad de absorber mucho líquido y grasa y esta característica nos ayuda a prepararla. Veamos cómo.

  1. Empapadas en líquido: Dada su capacidad de absorber agua, como diez veces su volumen, en pocos minutos la chía habrá gelificado. Podemos por tanto hacer un pudding fácilmente, tan solo dejándolas en remojo por unos quince minutos. En un cuarto de taza de semillas, vertemos una taza de líquido. Podemos usar bebida de almendras, coco, avena o zumos de frutas.   A este pudding le podemos añadir fruta troceada o frutos secos. Aquí puedes ver nuestra receta de pudding de chía.
  2. Crudas: Para comerlas crudas no es necesario molerlas aunque las venden molidas, ya que al masticarla obtendremos todos sus beneficios nutricionales. Espolvoreadas en avena, yogures, ensaladas o cualquier plato.
  3. En puré: por su capacidad de absorción son ideales para espesar las salsas. Además también en batidos para desayunar son una fuente de energía.
  4. Brotes tiernos de chía. De manera fácil y con materiales de casa tendremos unos brotes tiernos en menos de una semana. Son riquísimos y están cargados de vitaminas y minerales. Fíjate como los preparan en Mi taller de Bienestar.
  5. Chía fresca llaman en Mexico a esta bebida refrescante. En un tercio de taza de semillas ponemos dos tazas de agua, añadimos limón y azúcar.

Hoy en día se está extendiendo su consumo debido a sus cualidades nutricionales. Sirven para bajar el peso y controlar el apetito, siempre y cuando no sobrepasemos la ingesta recomendada de unos 30 gramos al día.

Contienen cinco veces más calcio que la leche, el doble de fibra que la avena, más potasio que el plátano y el doble de proteínas que cualquier verdura. Sus múltiples beneficios la hacen muy recomendadas también para deportistas.

Contiene vitamina C, fibra y omega 3 en grandes cantidades lo que nos aporta:

  • Alto contenido en fibra, evitando el estreñimiento y regulando el colesterol.
  • Sensación de saciedad, que nos ayuda a no engordar.
  • Mantienen el cuerpo hidratado dada su capacidad de absorción de líquido.
  • Son antioxidantes, buenas contra el envejecimiento provocado por el estrés y los malos hábitos.
  • Son fuente de energía y regeneran el tejido muscular.
  • Antiinflamatorias y depurativas, eliminan líquidos y toxinas.

Con beneficios así cómo no recuperarla. Y es que los verdaderos descubridores de esta planta (Salvia Hispanica) fueron las culturas precolombinas mayas y aztecas que le pusieron el nombre a sabiendas de su poder. Chía significa fuerza. Para los aztecas la chía era considerada como un medicamento.

La planta, familia de la menta, es proveniente de América Central. Cayó en el olvido después de la colonización europea, como pasó con otros alimentos como la quinoa o el amaranto. Por suerte actualmente mucha gente trabaja para revalorizar y dar a conocer estos alimentos olvidados.

Ahora que ya sabes en qué puede ayudarte, anímate a experimentar con ella y aumenta el valor nutricional de tus platos.


 

Descarga nuestra app gratuita


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!

Resumen
recipe image
Nombre
cómo se prepara la chía
Publicado el