Croquetas de espinacas, queso y piñones

Croquetas de espinacas, queso y piñones

croquetas de espinacas queso pinones

Esta receta de croquetas de espinacas, queso y piñones va a gustar tanto a todo el mundo que se quedará para siempre en tu cocina. Hay que cocinar un ratito, pero merece la pena!!


INGREDIENTES (salen entre 25 y 35 croquetas, según tamaño)


  • 300 gramos de espinacas frescas o congeladas (mejor en hojas)
  • 150 gramos de queso rallado en hilos
  • 1 diente de ajo
  • 500 ml de leche
  • 3 cucharadas colmadas de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Sal y pimienta molida
  • Nuez moscada y comino molido
  • 100 g de piñones pelados y tostados
  • Huevo batido, harina y pan rallado para el rebozado de las croquetas
  • Aceite de oliva para freír

ELABORACIÓN de las croquetas de espinacas, queso y piñones


  1. Cocemos las espinacas con un poco de agua y sal y escurrimos bien. Guardamos el agua por si es necesario añadir a la bechamel. Bastará medio vasito de agua y cocer tapado para que se hagan en su propio jugo. Si son congeladas se cuecen en su propio líquido o en el microondas en 5 min. en cualquier hermético tapado.
  2. Una vez muy bien escurridas las salteamos en una sartén en la que hemos dorado con un fondo de aceite el ajo muy picadito (cuida de que no se queme). Hay que saltearlas bien hasta que queden en seco y bien rehogadas.
  3. Por otro lado tostamos los piñones un par de minutos en una sartén sin que se quemen y los añadimos a las espinacas.
  4. Preparamos la bechamel derritiendo la mantequilla al fuego. Añadimos la harina, doramos y vamos añadiendo la leche en un hilo sin dejar de remover hasta terminar con la leche. Salpimentamos y ponemos las especias. Puedes ver aquí la receta detallada de salsa bechamel.
  5. Una vez preparada la bechamel, y sin retirarla del fuego, añadimos las espinacas salteadas. Mezclamos todo muy bien y agregamos un poco de líquido de cocer las espinacas si es necesario.
  6. La textura ideal se consigue cuando la masa se despega sin esfuerzo de las paredes de la cazuela. En ese momento añadimos el queso rallado, movemos un par de vueltas y retiramos del fuego. Dejamos reposar la masa unas horas en una bandeja hasta que enfríe.
  7. Formamos las croquetas, las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado y las freímos en aceite caliente hasta que estén doraditas. Servimos bien calentitas con una reducción de vinagre balsámico o con un poquito de alioli (ver receta).


Consejos y comentarios


Estas croquetas de espinacas quedan también muy buenas sustituyendo los piñones por nueces. Puedes añadir también unos taquitos de bacon picados menuditos y salteados al fuego con el ajo.

croquetas-de-espinacas


 

Resumen
recipe image
Nombre
Receta de Croquetas de espinacas, queso y piñones
Publicado el


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!

Valora esta receta (1 a 5)
[Total:0    Promedio:0/5]