¿Es malo tostar mucho el pan?

¿Es malo tostar mucho el pan?

¿Es malo tostar mucho el pan?

¿Es malo tostar mucho el pan? Últimamente nos advierten de lo nocivo que puede ser tostar el pan en exceso. Así que si te gusta ‘churruscadito’, sigue leyendo. 

A todos nos pasa. Con el despiste de la mañana, es común tostar de más el pan. Hasta ahora no pasaba de un simple descuido, pero últimamente nos advierten del peligro que supone para la salud. Esas partes marrones oscuras o negras muy tostadas que eliminamos raspando con el cuchillo no son buenas para el organismo. ¿Y por qué ocurre esto?


La acrilamida es la sustancia química causante de este color oscuro. Se produce cuando los alimentos con almidón son tostados, fritos o hechos a la plancha a altas temperaturas. Esta sustancia es un compuesto orgánico blanco, inodoro y cristalino que se encuentra también en el humo del tabaco.

La acrilamida está presente en muchos tipos de alimentos y es también un subproducto natural del proceso de cocción. Los niveles más altos de esta sustancia se encuentran en alimentos con un alto contenido de almidón que han sido cocinados por encima de los 120ºC, como las patatas fritas, el pan, las galletas, los pasteles y el café.

Al igual que ocurre en la industria o en un restaurante, también puede aparecer en casa. Habitualmente es el caso de las tostadas. Cuando pasamos del color tostado al quemado, la acrilamida entra en escena. Y una vez la comemos, ¿Cómo afecta a la salud?

Hasta la fecha, varios estudios científicos han demostrado que la acrilamida causa cáncer en animales. Sin embargo, no se ha analizado el efecto en los humanos. Los experimentos se han realizado de manera específica con ratones.

Por tanto, ha sido tipificada como posible cancerígeno en seres humanos por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, sus efectos tóxicos también podrían afectar al sistema nervioso, produciendo degeneración cognitiva por la exposición continuada a este compuesto. Y también se ha vinculado con problemas de fertilidad.

Basándose en los resultados en animales, algunos científicos suponen que el efecto cancerígeno puede ser extrapolable a los seres humanos, aunque hasta el momento no hay pruebas concluyentes.

La solución pasa por no someter a los alimentos a altas temperaturas durante un periodo de tiempo prolongado. Cuando hagamos tostadas, lo mejor es evitar que se quemen en cualquier caso. Es preferible dejarlas de un dorado más leve.

En resumen. ¡Que no cunda el pánico! Puedes seguir disfrutando de unos huevos en tostadas, o unas tostadas noruegas, sin preocuparte. Al no haber sido analizada en humanos no podemos saber la cantidad de acrilamida que puede ser tolerada por nuestro organismo. Ante la duda, lo mejor es prevenir. Cambiar la forma de cocinar y preparar alimentos sin pasarse demasiado al tostar, freír u hornear alimentos con almidón, es lo más conveniente para no arriesgar. Seguir las instrucciones de cocción con cuidado podría ayudarnos a no cometer estos errores.


 

Resumen
recipe image
Nombre
¿Es malo tostar mucho el pan?
Publicado el


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!