Las claves de un desayuno perfecto

Las claves de un desayuno perfecto

desayuno perfecto

No será la primera vez que oyes que el desayuno es la comida fundamental del día, aquí te explicamos por qué y te damos las claves para un desayuno perfecto.


  • Tu cuerpo lleva varias horas sin ingerir ningún alimento y, si le pides que empiece a funcionar correctamente en esa situación, le estás pidiendo un sobreesfuerzo.
  • Esto afectará a tu capacidad de concentración, tu productividad e incluso a tu buen humor pues te pasará factura la falta de glucosa, que es la gasolina del cerebro.
  • Cualquier dieta –controlada por un nutricionista– coincide en que un desayuno equilibrado es imprescindible para mantener el peso ideal.

Por otro lado, desayunar a toda prisa, sin dedicar al menos 15 minutos, hace que mastiques menos y comas con estrés, favoreciendo las digestiones lentas y pesadas. Lo ideal es adelantar unos minutos el despertador y desayunar con tranquilidad, tomándote el tiempo necesario. Además de favorecer la digestión, verás que no hay nada como empezar el día con unos minutos para tí y organizar el día.


desayuno-perfecto


Pero, ¿qué deberíamos desayunar?


La proporci6n ideal para componer tu desayuno es de un 60% de hidratos de carbono, un 15% de proteínas y un 25% de grasas saludables.

Un buen desayuno completo debería aportar entre el 20 y 25% de la energía que vayamos a ingerir durante el resto del día, por eso aquí te dejamos algunas indicaciones para asegurarte de que así sea:

  • Lácteos
    Las vitaminas, el calcio y demás compuestos de la leche –o del yogur, cuajada o queso en su defecto– son importantes para nuestra dieta. Si eres intolerante o no te sienta bien lo tienes fácil, pues existen en el mercado varias opciones como la leche de avena, de soja o de almendras que, además de estar muy ricas son muy nutritivas.
  • Cereales
    Pan –fresco o tostado– o cereales con leche (como la avena o el salvado de trigo) son un componente esencial en nuestro desayuno. Aportan energía y vitaminas que necesitarás el resto del día. Es importante que elijas la opción integral y que, por supuesto, evitemos la bollería industrial, pues aporta más elementos negativos que positivos a nuestra dieta.
  • Fruta
    En su versión cruda o en zumo es un aporte de azúcares naturales muy interesante además de una fuente de fibra, que mejorará nuestro tránsito intestinal aportándonos sensación de saciedad. La naranja y el pomelo son una sabrosa elección. El plátano por su aporte d potasio nos regala un extra de energía y el kiwi y las ciruelas son una fuente de fibra, para los que tengan el tránsito lento.
  • Proteínas
    Las proteínas recomendadas a primera hora de la mañana son los fiambres: jamón cocido, jamón serrano, pechuga de pavo son una buena elección. También un puñado de frutos secos –sobre todo almedras o nueces– aportan las proteínas necesarias. Si incluyes en lugar de leche animal, las versiones vegetales como la de avena o almendras
  • Grasa
    En menor medida y eligiendo las más saludables. Una buena elección es el aceite de oliva, que, con sus grasas y ácidos omega 3 es el complemento ideal. Combinar la tostada con un poco de aguacate también es una opción acertada.

Ahora que ya sabes la importancia y los 5 elementos que no deberían falta en tu desayuno perfecto, solo falta ponerlo en práctica, ¡y disfrutarlo!


3 EJEMPLOS DE DESAYUNOS NUTRITIVOS Y SANOS


  1. Un vaso de leche con un poco de café (opcional)
    Zumo de naranja.
    Dos tostadas de pan integral con aceite de oliva, rodajas de tomate natural y jamón serrano o cocido.


  2. Avena con leche.
    Macedonia de frutas. (plátano, fresas y kiwi) Un puñado de nueces o almendras.


  3. Té verde.
    Un zumo de frutos rojos (en temporada) Tostada de aguacate con queso fresco o un huevo duro o poché. Un puñado de nueces o almendras.

 

Descarga nuestra app gratuita



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!

Resumen
recipe image
Nombre
Las claves de un desayuno perfecto
Autor
Publicado el