Solomillo de cerdo al orégano

Solomillo de cerdo al orégano

 solomillo al oreganoEsta receta de solomillo de cerdo al orégano te va a encantar. Es fácil de preparar y puede hacerse al horno o en cazuela. Puedes servirlo caliente, o bien frío, como un fiambre.


INGREDIENTES para 6 personas


  • 2 solomillos de cerdo bien limpios
  • 1 cabeza de ajos
  • Orégano (mejor si es fresco)
  • 1 vasito de vino blanco (150 ml)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Laurel

ELABORACIÓN del Solomillo de cerdo al orégano


  1. Salpimentamos los dos solomillos y los rebozamos con orégano por todas partes. Pelamos los ajos y los dejamos enteros.
  2. Una vez hecho esto podemos seguir con la elaboración del plato guisándolo en cazuela o al horno.

Elaboración del solomillo al orégano AL HORNO: 

  1. Precalentamos el horno a 190 ºC.
  2. Ponemos los solomillos en una bandeja de horno. Colocamos los ajos y un par de hojas de laurel en la bandeja. Pinchamos un poco la carne y rociamos con aceite de oliva. Hay que ser generoso con el aceite porque el solomillo es muy seco. Rociamos también con el vino.
  3. Hay que hornear la carne en la parte media del horno, con calor arriba y abajo. Serán necesarios entre 20 y 30 minutos, según te guste el punto de la carne. Tenemos que dar la vuelta a las piezas de carne a mitad de cocción.
  4. Después se deja reposar 10 minutos antes de cortar y servir.

Elaboración del solomillo al orégano A LA CAZUELA: 

  1. Colocamos los solomillos en una cazuela con las hojas  de laurel y los ajos enteros. Rociamos con el aceite y llevamos al fuego para dorar las piezas de carne por todos los lados.
  2. Les vamos dando la vuelta hasta que estén bien sellados. Lo normal es que estén un par de minutos por cada uno de los cuatro lados. Si te gusta muy hecho, déjalo un poco más.
  3. Una vez bien dorado añadimos el vino y seguimos volteando la carne hasta que vemos que se ha evaporado por completo el alcohol. Dejamos reposar unos minutos antes de servir.

CONSEJOS Y COMENTARIOS


Los solomillos así preparados pueden servirse recién hechos, cortados en medallones y con guarnición de patatas a lo pobre o patatas fritas, o unas verduras asadas. Pero también pueden servirse en frío, troceados en lonchas más finas, como un fiambre de carne.

Ya sabes que el solomillo, al ser muy magro, es una carne más bien seca. No te pases con la cocción para que resulte tierno y jugoso.


solomillo al oregano

Resumen
Nombre
Receta de Solomillo de cerdo al orégano
Publicado el


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!