Trucos para que la carne quede tierna

Trucos para que la carne quede tierna

Trucos para que la carne quede tiernaA la hora de preparar carne tan importante es su sabor y presentación como lograr el punto exacto de textura. No arriesgues, anota estos diferentes trucos para que la carne quede tierna. 

A quién no le pasa. Tras preparar una exquisita carne, muy aromática y muy bien presentada, resulta difícil cortarla y aún peor masticarla. Es cierto que hay cortes y cortes. Pero incluso con un corte tierno también podemos tener este contratiempo. Por eso hemos recogido estos trucos para que la carne quede tierna.

Elegir bien el corte de carne, recurrir a algunos utensilios de cocina o usar ciertos ingredientes como tratamiento son algunos secretos para lograr que la carne se suavice. Unos modifican el sabor y otros no lo alteran para nada. Ahí van estos consejos:

Trucos para ablandar la carne sin modificar su sabor:

  • Lo primero es la elección del corte, que dependerá del plato que queremos preparar. Además tiene que estar bien cortada, es decir que siga el corte de la carne, no a la contra. Y por supuesto que tenga buen olor y color (rojizo natural, ni chillón ni ocre).

  • Dale un buen golpe: Es muy útil golpear la carne antes de cocinarla con un ablandador. Si no tienes uno a mano bastará con que golpees con el borde de un plato pequeño o con un rodillo. Si el filete es muy grueso se pueden hacer unas incisiones en la superficie, como si se «cuadriculase» el filete. El calor penetra en el interior con rapidez, se cocina antes y queda más tierna.

  • Menos sal: Poner sal en el comienzo de la cocción secará los jugos de la carne y por tanto la endurecerá. Mejor pon la sal cuando vayas a servirla o bien en los últimos segundos de cocción.

  • Cuécela antes: Para ablandar carnes que son muy duras, cuécela durante un tiempo dependiendo de su dureza. Después escúrrela y cocínala normalmente como proceda.

  • Usando leche: Este truco consiste simplemente en sumergir la carne en leche durante al menos dos horas. Antes de eso podemos hacer unas pequeñas hendiduras para que la leche penetre mejor en la carne.

  • Córtala en trozos: Otra técnica es cortar en trozos más pequeños, pero ojo que no reseque. Para ello es conveniente no cortar en trozos demasiado pequeños.

Otros trucos para cocinar la carne y que quede blanda:

  • Marinar: Se mezcla en aceite algún elemento ácido como zumo de limón, vinagre, vino, cerveza, zumo de tomate…  El ácido es un ablandador natural. Le agregamos un toque de tomillo, albahaca o romero. Una vez la mezcla está lista, se deja reposar la carne sumergida durante un mínimo de 30 minutos y un máximo 12 horas. A más dureza, más tiempo de marinado. Por último, se escurre la carne y se cocina. Aquí os dejamos esta ternera Bourguignon para experimentar.

  • Adobar: La carne reposa en una mezcla de aceite, vinagre, ajo, pimentón, alguna hierba aromática y sal. Por lo menos durante una hora antes de cocinar, ya sea frita o asada. Este tipo de adobo es muy útil para las piezas más secas, con poca grasa entreverada. Prueba a hacer este solomillo de cerdo casero.

  • Empanar: Usamos huevo batido, harina y pan rallado normal o pan rallado con trocitos de ajo, perejil y hasta de ralladura de limón. El empanado hace que quede crujiente la superficie y jugosa la carne interior, como en esta milanesa a la italiana.

  • El bicarbonato de sodio descompone las proteínas de la carne haciéndola más suave. Espolvorea el bicarbonato por toda la carne (o haz una mezcla con agua) y déjala reposar en el frigorífico varias horas.

  • Untarla en puré e frutas. Algunas frutas, como el kiwi, la piña y la papaya, contienen enzimas que descomponen el colágeno de la carne. Lo mejor es pelar y machacar un kiwi, y extender la fruta sobre la superficie. Después de sólo unos quince minutos, la carne será mucho más tierna.

Carne más tierna para guisar:

  • Para guisar carne añeja o dura, un truco es añadir una copita de aguardiente al estofado. Mucho más tierna y sabrosa.

  • Con maicena: Es un secreto para guisar la carne. Hay que colocarla primero en un recipiente cubierta de una cucharada de maicena por dos vasos de agua (por unos 500 gramos de carne). Dejamos unos 10 ó 15 minutos, para después dorarla en torno a medio minuto en la sartén. Posteriormente, la carne se guisa a fuego lento vigilando que en ningún momento se quede sin agua.

Descarga nuestra app gratuita



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!

Resumen
recipe image
Nombre
Trucos para que la carne esté blanda
Publicado el